EJERCICIOS ESPIRITUALES - LOS 33 ESCALONES

Meditaciones de la Mística Cristiana Primitiva

En infinidad de ocasiones nos descubrimos desprovistos de los elementos necesarios con los que afrontar nuestro día a día; donde lo cotidiano, oportunamente, se convierte en un sentir insensible o suprasensible, según se viva o se perciba.

Nos hacemos vulnerables al acoso impasible de las emociones que nos arrollan inmisericordemente durante toda nuestra existencia, invadiendo nuestra mente y arrasando por donde sea que se filtren. Siempre que, claro está, permitamos esta intromisión, y muchas veces usurpación, de nuestro poder innato; pero olvidado.

Esta maraña fluctuante de emociones aparentemente autónomas, se activan y desplazan en nosotros con claras manifestaciones de total impunidad, provocando sufrimiento. Ellas nos someten bajo su pasiva tiranía a la esclavitud de una existencia limitada y limitadora, y así seguiremos, en tanto no sepamos romper las invisibles cadenas que nos mantienen secuestrados y desahuciados.

Esclavitud que nos mantiene ciegos, sufrientes de embates y altercados internos al no saber cómo gestionar los cientos de estímulos (a los que mal llamamos ataques) externos. 

El entorno nos engulle en una multiplicidad de situaciones familiares y/o sociales, activando en nosotros dispositivos o discos mediante una «provocación» externa. Paralela y paradójicamente, el comportamiento de una sociedad es la suma del individuo y de su entorno social.

En este contexto, pasamos a formar parte inconscientemente de un bucle que se desarrolla de forma atemporal en la profundidad de los fenómenos y procesos de la mente individual, y por qué no, colectiva.

Salir de este bucle requiere un «esfuerzo intencional» y nadie, como advirtió Jung, alcanza la iluminación fantaseando sobre figuras de luz, sino haciendo consciente la oscuridad. La finalidad última es hacer consciente en nosotros todas aquellas fracciones que nos constituyen, y de las cuales no tenemos conocimiento. Ni tan siquiera lo imaginamos.





SCALA PARADISI

LOS 33 ESCALONES

    
¿Cómo afrontar el día a día para seguir con nuestra vida serenando nuestro espíritu?

Acogiendo con agradecimiento el legado de Juan Clímaco, hemos elaborado gracias a sus escalones, una eficacia meditativa mediante la comprensión, integración e implementación de los elementos necesarios para una evolución espiritual transformadora. Que nos llevará, como Juan decía, de las cosas terrenas a las altas realidades. 

Son prácticas guiadas con la finalidad de alcanzar un conocimiento más real de uno mismo.

Lugar: Montsant - Baix Camp - Tarragona
Llegada: viernes 4 de mayo a partir de las 17h.
Salida: domingo 6 de mayo a partir de las 12h.
Plazas: 4
Traer: Ropa cómoda y Saco de dormir (el resto de la información se dará por teléfono).

Vías de contacto: 650631708 o escribiendo ergasofia@yahoo.es

Orientadora: Marga Farró

Otras informaciones de interés en el siguiente enlace: EL VIAJE INTERNO©

Marga Farró es autora del libro "Ejercicios Espirituales. Tratado sobre la Scala Paradisi"